Erik Roner de 39 años, falleció este lunes 28 de septiembre por la mañana al fallar en un descenso de paracaidismo.

El deporte extremo en la mayoría de sus pruebas está siempre expuesto a riesgos y grandes retos, sin ello, no sería tan aclamado por sus miles de fans alrededor del mundo.

Ese elemento hace admirar el atrevimiento y valentía de cada uno de estos intrépidos deportistas, cada vez que ponen en riesgo su vida para brillar en lo más alto y darles una satisfacción a sus seguidores.

En uno de sus intentos por lograr un reto más para la gran lista que ya tenía en su carrera extrema, Erik Roner de 39 años, falleció este lunes 28 de septiembre por la mañana al fallar en un descenso de paracaidismo durante un evento inaugural de un torneo de golf en “Squaw Valley” muy cerca del lago “Tahoe” en California.

El percance se dio cuando al intentar abrir el paracaídas se averió y no logró salir en su totalidad, por lo que a gran velocidad en el descenso,Erik Roner se impactó contra un árbol causándole la muerte instantánea. El otro par de paracaidistas que lo acompañaban en la exhibición lograron descender con éxito.

Roner, además de realizar todo tipo acrobacias en el paracaidismo, también era conocido por su capacidad para la práctica profesional de otros deportes extremos como el esquí acuático, skateboarding y snowboarding. Talento que le permitió formar parte del programa televisivo “Nitro Circus” de la cadena MTV al lado del también multi-atleta extremo Travis Pastrana.

Erick será recordado siempre por su apoyo al talento local y a la promoción de nuevos talentos del deporte extremo. Le sobreviven su esposa Annika y sus dos hijos Oskar y Kasper. Sin duda es una gran pérdida y todos recordaremos a Erik Roner por su gran carisma y talento.