Dentro de las especialidades extremas automovilísticas, existen algunas competencias del mundo “underground” que en remotas ocasiones han sido promovidas mediáticamente. Aquí hablaremos de una que se destaca no por la velocidad, como habitualmente conocemos el automovilismo, sino por la demolición de autos dentro de una batalla campal en campo abierto, esto es el “Demolition Derby”.

Quizás el conocido “Monster Truck” sea la modalidad extrema más cercana a lo que se sabe de la demolición de autos, pues ahí los autos son sólo las víctimas al ser solo puestos en el campo para ser aplastados por  monstruosas trocas de dimensiones impresionantes. Por lo contrario a esto, el Demolition Derby es diferente, ya que aquí los autos mismos pelean entre sí hasta que el último sobreviviente a los choques resulte ganador.   

Esta modalidad ofrece además un gran espectáculo para los miles de aficionados que asisten periódicamente a los derbys, pues no es común presenciar autos impactando unos a otros hasta resultar inservibles. Pues aunque no lo parezca, dentro de estas batallas si existen ciertas reglas a respetar, las cuales no vale la pena mencionar ya que son variadas dependiendo el lugar y ciudad donde se realice, es por eso que lo que en realidad valora el espectador son los fuertes impactos recetados entre los agresivos pilotos, a tal grado que se determina el ganador por reglamento al designar con el auto en mejores funciones hasta el final y el ganador por determinacion del publico por ser el auto que mas espectaculares golpes brindó durante la batalla.  

La pelea por definir el origen de este derby también ha sido constante desde su surgimiento, pues a pesar de que es popularmente más conocido por realizarse en estados del oeste de Estados Unidos como  Kansas, Missouri, Texas, Arizona, existe la teoría que fue en la costa este donde todo surgió, según el promotor de carreras Larry Mendelsohn, el inicio estas batallas en el Estado de Nueva York a finales de los 50’s pero con poca audiencia. Fue así, que debido a esa poca popularidad, se ha rumorado que sería a inicio de los 60’s, cuando una compañía de autopartes en Australia se apropió de la idea estadounidense para llevarla al país oceánico, y con una mejor estructura y jugosas inversiones, lograron darle un importante auge en poco tiempo.  

En la actualidad, todos los campos de batalla donde se encuentre un Demolition Derby son de mayor asistencia, lo que inició hace unos años en campos para 2 mil espectadores, ahora hemos presenciado batallas en estadios de gran tamaño como el Coliseo de Los Ángeles, con una capacidad para casi 100 mil aficionados. Incluso en la transmisión de medios, se ha logrado generar una mayor difusión a través de las principales cadenas televisivas deportivas en el país norteamericano, logrando abarcar una mayor audiencia en todo el país, no solo en los Estados donde comúnmente se realizan los derbys.   

Así que ya lo saben, si algun dia se encuentran eventualmente por alguna de estas sedes de Demolition Derbys, no duden en experimentar el polvo de campo en sus rostros provocado por una docena de autos en constante choque, ya que difícilmente podrás presenciar actos agresivos y divertidos de esta magnitud en el tráfico de las calles de tu ciudad.      

https://www.youtube.com/watch?v=XWWFT4ZZLpM