Planchado extremo, una actividad común llevada al límite.

Si alguna vez pensaron que las labores domésticas no podrían ser divertidas y arriesgadas a la vez, lamento comunicarles que han estado un poco desinformados, pues existe un método deportivo conocido como planchado extremo que permite aplicar un toque de locura a esa rutina hogareña.

Desde 1997 en Leicester, Inglaterra, a un ciudadano de nombre Phil Shaw, conocido como “Steam”, se le ocurrió la remota idea de llevar su equipo personal de planchado a una aventura de escalada de montaña, sin razón alguna en particular, sólo argumentó el suceso como la creación de un nuevo deporte extremo con picardía, lo que implicaba la clásica escala de montaña hasta alcanzar un punto plano donde pudiese apoyar su mesa portátil de planchado e iniciar la actividad.

Aquello que se le había ocurrido una mañana cualquiera en las afueras de su ciudad, lograría contagiar a otros curiosos testigos que presenciaron el acontecimiento a los alrededores de aquel lugar. Después de un tiempo de practicar planchado extremo, como se le denominó tiempo después, en 1999 iniciaría una gira por algunos países como Estados Unidos, Australia, Islas Fiji, Sudáfrica y Nueva Zelanda, en éste último fue donde conoció a un grupo de escaladores alemanes que le propondrían la creación del grupo “Extreme Ironing International” con el objetivo de popularizar este nuevo deporte.

El planchado extremo comenzó a darse a conocer a raíz del surgimiento de un video documental que lo denominaron como Extreme Ironing: Pressing for Victory, protagonizado por los mismos integrantes en donde mostraban sus habilidades y retos a lo largo de la gira. El documental fue transmitido por el canal 4 “WAG TV” de Gran Bretaña, por lo que debido a la gran respuesta de audiencia lograrían promocionar y transmitir el primer “Extreme Ironing World Championship” celebrado en Alemania, posteriormente el canal de National Geographic también se mostraría interesado en la transmisión de programas relacionados con el “planchado extremo”.

Después de algunos años ganando auge, surgieron otras modalidades del planchado extremo tales como el buceo, carreras de campo, carreras en relevos, pero el que más destacó en la modalidad del “sky diving” o “sky surf”(paracaidísmo) debido a la variedad de trucos que este deporte extremo ofrece al descender. Casi de manera instantánea se efectuarían diversos campeonatos individuales y por parejas en diferentes países, basta con echar un vistazo para lograr apreciar las variantes en las alturas que se pueden experimentar.

Bien se sabe que han existido algunas modificaciones en todo el mundo deportivo que nos rodea, algunos conforme han evolucionado las reglas y los estatutos deportivos, otras por necesidades geográficas o genéticas, y en ocasiones sólo por innovación. Pero lograr no sólo modificar sino experimentar un deporte extremo con una actividad doméstica a la vez le da un “plus” muy significativo y fuera de lo ordinario, lo que para muchos será “descabellado” para otros será desafiante.

Dejemos al tiempo que decida si el planchado extremo llegó para quedarse en el mundo deportivo o simplemente es pasajero como uno más de los intentos en el listado de los deportes dejados en el olvido.