El campeón de España de Apnea Dinámica con bi-aletas, Asier Llaguno, nos explica los beneficios de esta práctica que va más allá de una actividad física, ya que se trata de un ejercicio que trabaja el cuerpo y la mente y con el que aprenderás a respirar mejor.

La apnea no es solo un deporte o una actividad acuática que consiste en contener la respiración. Es un ejercicio que te ayuda a trabajar tu cuerpo, tu mente, que mejora tu concentración, te da bienestar y serenidad. Los que practican apnea aseguran que, incluso, mejora tu capacidad para tomar decisiones, te prepara para manejar mejor las crisis o para tener una mayor confianza en ti misma. ¡Y te enseña a respirar mejor!

¿Cómo es posible que un ejercicio que consiste, precisamente, en no respirar bajo el agua pueda tener tantos beneficios? Podemos imaginarlo, porque todas hemos jugado a sumergirnos en la piscina o en el mar conteniendo la respiración, o nos hemos hundido en la bañera para dejar la mente en blanco, algo, por cierto, mucho más peligroso que el deporte que practica el apneista.

Para saber, exactamente, por qué la apnea es un deporte recomendable si sufres estrés, ansiedad o si, simplemente, quieres disfrutar relajándote, entrevistamos al campeón de España de Apnea Dinámica con Bi-aletas, el aragonés Asier Llaguno, que además ha obtenido el cuarto puesto en el campeonato nacional en la modalidad de apnea estática. Llaguno, además, ha sido convocado para representar a nuestro país en el Mundial de Apnea que se celebrará el próximo mes de junio en Belgrado (Serbia).

Asier, en primer lugar, enhorabuena. Cuéntanos ¿en qué consiste esta actividad?

Básicamente hay tres modalidades:

Apnea estática: que consiste en aguantar la respiración el máximo tiempo posible mientras flotamos en la superficie con la cabeza sumergida.

Apnea dinámica: que consiste en avanzar bajo el agua de una piscina el máximo número de metros con una sola respiración.

Profundidad: se realiza en el mar, y consiste en bajar el máximo número de metros con una sola respiración.

Cada modalidad requiere una serie de habilidades distintas, siendo el nexo de unión la retención de la respiración.

Muchas nos preguntamos cómo es posible que ‘no respirar’ tenga beneficios ¿Dinos por qué puede ayudarnos?

Durante la práctica de la apnea, en cualquiera de sus modalidades, la mente se beneficia de trabajar la relajación, la concentración, la capacidad de superación y la gestión del estrés.

Para progresar en apnea no sólo se trabaja practicándola, sino que se realizan rutinas de estiramientos para mejorar la elasticidad y la capacidad pulmonar, hipopresivos, técnicas de respiración, ejercicios de cardio para mejorar la condición física, se vigila la alimentación… Todo ello nos conduce a una mejora de la salud.

Finalmente, en el caso de la profundidad, hay que añadir como beneficio el contacto con la naturaleza, en este caso en el mar.

– Psicología y ejercicio: cuál es el deporte que más te conviene

¿Cuáles son los riesgos?

El riesgo principal deriva de una práctica en solitario. Una apnea prolongada demasiado tiempo puede conducirnos a una pérdida del conocimiento que en el caso de encontrarnos solos en el mar o sin vigilancia en una piscina, tener un desenlace fatal.

¿Por qué se experimenta esa sensación de placer no respirando?

Esa sensación se experimenta, especialmente, en la apnea estática, ya que al no tener que realizar ningún movimiento, la mente se puede centrar más en la relajación y en las sensaciones. Al principio de la apnea al sumergir la cara en el agua se induce el reflejo de inmersión, bajan las pulsaciones, la sensación de ingravidez, la búsqueda de la relajación… Todo esto provoca la sensación de placer.

Que duda cabe que según avanza la apnea la acumulación de CO2 en la sangre nos va sacando paulatinamente de ese estado de placer, que en el caso de los apneistas de competición puede durar más de 4 y 5 minutos.

En la apnea de profundidad además se añaden otras sensaciones, como la caída libre, que consiste en experimentar cómo el cuerpo se va sumergiendo hacia el fondo del mar por efecto de gravedad.

– Estos son los beneficios físicos y mentales de practicar ejercicio

¿En qué aspectos de nuestra vida nos puede ayudar la apnea?

Como cualquier deporte que se practica con compañía, la propia sociabilización es un plus.

Más en concreto, nos puede ayudar a mejorar el conocimiento que tenemos sobre uno mismo, afrontar tus miedos y tus retos personales, a desenvolvernos mejor en el medio acuático y, aunque suene contradictorio, ayuda a saber cómo respirar mejor. Muchos deportistas de otras disciplinas hacen cursos y stages de apnea para mejorar su técnica de respiración en el deporte que practican.

¿Es apta para todo el mundo?

En general sí, aunque como con muchos otros deportes, se debe realizar un reconocimiento médico periódicamente por si hay alguna contraindicación.

¿Qué consejos nos das si queremos iniciarnos?

Que se contacte con la federación de actividades subacuáticas de la comunidad autónoma para informarse de donde hacen cursos de apnea y así tener las nociones básicas necesarias antes de practicarla.

– Por qué una mente sana necesita un cuerpo ejercitado