El argentino Javier Remón se transformó el compatriota número 28 en ascender al punto más alto de la Tierra y escalar los más de 8.000 metros en los que se ubica la cima del Monte Everest.

Su historia y la forma en la que decidió avanzar hacia la cima del Himalaya fueron contadas en Filo.News, pero solo unos días después, Javier llegó hasta la cima, justo cuando el COVID empieza a acechar también en la altura.

En las últimas semanas se descubrió el primer caso de coronavirus positivo entre los montañistas y en las últimas horas China decidió cerrar su región del Monte para evitar la exportación de casos desde Nepal.

Así lo cuenta Javier: “La idea de no decirle ni a la familia que íbamos a subir era para que las otras compañías no nos copien y de esa manera, el día que atacarmos la cumbre no hubiera tanta gente en la montaña”.

Mayo es, según los especialistas, el mejor mes para escalar el Everest y por eso China había concedido permiso para que lo hagan 38 montañistas, mientras que Nepal había habilitado a 408.

En ese contexto, Javier y el sherpa que lo acompaña subieron al Campamento 3, a 7.200 metros de altura, donde durmió con máscaras de oxígeno para “estar más descansados y fuertes”.

Tras algunas horas de descanso, a las 9 de la noche emprendió los metros finales hacia “la cima de la Tierra”.

“Fue un momento muy especial, la alegría era enorme pero el agotamiento también”, describió Javier, que estuvo alrededor de diez minutos en la cima y pegó la vuelta. Pero subir no es todo, también hay que bajar.

“Con el agotamiento que tenía, todo con tranquilidad, descansando y todo, empezamos a emprender el camino de regreso”, agregó Javier y explicó que “recién ahí había empezado a disfrutar ese gran momento de estar en el punto más alto de la Tierra”.

El 12 de mayo fue un día histórico para Javier Remón: logró cumplir su más grande sueño, llegar a la cima del Monte Everest 🧗‍♂️

👉 Después de planificar la aventura durante buena parte de su vida, el 7 de abril @javierremonsafaris llegó a Nepal para poner manos a la obra 🇳🇵

😱 A pesar de haber alcanzado el objetivo, Remón se vio amenazado por el cierre de la zona: a causa de los contagios de Coronavirus en Nepal, China decidió parar la actividad montañera en el lado tibetano del Everest. 🇨🇳 Por suerte, emprendió su misión con rapidez y no se dejó vencer 💪

🗣 “De la cumbre sur está muy cerca el Hillary Step, un paso bastante complicado que se liberó después del terremoto que hubo en el 2015, pero todavía tiene su nivel de exigencia”, nos explicó el argentino tras su proeza 🧐

👉 Javier contó que, cuando llegó a la cumbre, fue un momento muy especial y se quedó 10 minutos mirando a su alrededor 😍

💬 Por supuesto, no se iba a olvidar de dejar una huella y, muy emocionado, relató: “Agarré la bandera argentina, el banderín de mi compañía de safaris y aproveché para sacar unas fotos” 📷