El surfista marplatense Carlos Di Pace murió a los 48 años por causas que se tratan de establecer mientras practicaba el deporte en una playa de México, lo que causó conmoción en el ambiente y tristes despedidas a través de las redes sociales.

Según informó el diario “La Capital” de Mar del Plata, el deceso de Di Pace se produjo en la playa de Boca de Pascuales, del municipio mexicano de Tecomán, cuando cayó desde una ola de mediana altura.

“El mar no estaba gigante. Estaba en el agua. Entró una serie de olas, no grandes. Era el primer día que surfeaba, porque llevaba unos días sin hacerlo. Se subió a la ola, quedó algo pasado, en el labio, y ahí desapareció. No apareció por tres o cuatro olas. Lo sacaron del agua, le hicieron reanimación y la ambulancia llegó como 20 minutos después. Le hicieron todo, pero no lo pudieron revivir”, explicó uno de los surfistas que lo acompañaba, según recogieron medios locales.

La noticia causó un impacto muy grande en el ambiente de un deporte que venía con muy buenas sensaciones en el último tiempo, luego de haber estado en el programa oficial de los Juegos Olímpicos por primera vez en Tokio 2020.

“Era muy buen nadador, surfista de olas grandes, guardavidas, evidentemente debe haber sufrido un golpe. Estuvo en el equipo argentino del 94, muy buena persona, un divino”, explicó el marplatense Fernando Aguerre, presidente de la Asociación Internacional de Surf.

Se presume que Di Pace sufrió un golpe muy fuerte contra alguna roca o con su propia tabla, lo que lo habría dejado inconsciente y a la deriva. Se desconoce aún si su fallecimiento fue producto de ese impacto, o debido a asfixia por inmersión.