El reconocido diario Folha de Sao Paulo se puso en el compromiso de aclarar los tantos respecto a las dudas sobre la imparcialidad de los jueces a la hora de puntuar a los competidores en las competencias de surfing olímpico en Tokio 2020, para esto se repasaron las 3015 notas digitadas por los jueces en las 603 olas surfeadas en la prueba. Cabe destacar la importancia que tiene este deporte en Brasil, al punto de que un medio masivo de esta envergadura se ponga a hacer ese análisis.Tras la revisión se concluyó que el puntaje otorgado por los jueces fue consistente con las líneas de cada surfista por lo tanto no hay lugar a reclamo.

En los deportes de tabla es casi imposible no ser al menos un poco subjetivo a la hora de puntuar pero al margen de lo que cada uno puede llegar a valorar de cada pasada, punto mas o punto menos, lo que reclamo la estrella del surfiin brasileño; Gabriel Medina, quedo desacreditado, no hubo más de un punto de diferencia en los puntajes que terminaron ingresando luego que se descartó la nota más alta y la nota más baja, en todas las olas computadas en el evento.

De todos modos, destacan que el puntaje más lejano a la media se dio en la ola más polémica del campeonato, el aéreo de Kanoa que dio vuelta la nota del brasileño y que valió 9,33.

El juez portugués Nuno Valerio Trigo otorgó un 7,5 (que fue igualmente descartado), y los otros jueces dieron 9,8 (descartado) y un 9,5 + 9,5 + 9 que fueron los tres puntajes que entraron a la nota final.

La nota destaca que si no existiera la regla de eliminar el puntaje más alto y el más bajo de los cinco jueces en el evento, la victoria habría sido para Medina por 16,72 a 16,66.

Medina y su novia, Yasmin Brunett, dos personajes de alto perfil público en Brasil se encargaron de pronunciar en sus redes y con los medios del país su disconformidad con los puntajes otorgados en la serie en cuestión y así también en la batalla por el bronce en la que perdió con Owen Wright.