El hecho de que simples humanos puedan escalar un muro de competencia estándar de 15 metros, corriendo de un pequeño soporte de escalada al siguiente, y tocar el timbre en unos seis segundos, hace que esta nueva prueba olímpica sea aún más sorprendente. Incluso para los atletas.La incorporación de la escalada en los Juegos Olímpicos se concretó el año 2016, durante una sesión crucial del Comité Olímpico Internacional en Río de Janeiro, Brasil.

Estos Juegos Olímpicos que tendrán lugar en Japón comenzarán el viernes 23 de julio del 2021 y terminarán el domingo 8 de agosto del 2021.
En particular, las competencias de escalada en los JJ.OO. tendrán el siguiente calendario:

Clasificación Masculina: 3 de agosto 2021

Clasificación Femenina: 4 de agosto 2021

Final Masculina: 5 de agosto 2021

Final Femenina: 6 de agosto 2021

La competencia para los escaladores tendrá un formato combinado que incluirá las tres disciplinas de escalada deportiva: Lead (o Dificultad), Búlder (o Boulder) y Velocidad.
De esta manera, cada competidor deberá enfrentarse a las tres modalidades y el resultado vendrá dado por una ponderación del desempeño de los escaladores en cada modalidad.
Esto significa que obtener el primer lugar en una de las disciplinas no le asegura, en absoluto, el mejor resultado al final de la competencia.
“En el momento, parece lento”, dice Colin Duffy, miembro del equipo estadounidense que se dirige a Tokio. “Pero después ni siquiera registras lo que ha pasado, porque fue muy rápido”.
Cuando se añadió el montañismo de velocidad o escalada al programa olímpico de este verano, su federación internacional decidió combinar los resultados de tres pruebas -boulder, plomo y velocidad- en una sola puntuación final.


Esto representa un cambio para los atletas que tradicionalmente se habían especializado en una o dos de las disciplinas. Como dice el escalador checo Adam Ondra en un video de YouTube, “todos somos nuevos en este formato y nos la jugamos con resultados muy imprevisibles”.
El segmento de boulder presenta una pared de 4 metros o “problema” con una complicada serie de agarres para manos y pies, pequeños nudos atornillados. Los atletas deben descifrar inmediatamente este rompecabezas y elegir el mejor camino, conocido como “beta”. Pueden hacer repetidos intentos, estirando y saltando y haciendo equilibrios, intentando llegar a la cima en cuatro minutos.
En la escalada en plomo, la pared es mucho más alta, con casi 15 metros, y tiene un voladizo en ángulo. No hay reintentos: cuando un competidor se cae, el punto más alto que haya alcanzado es la puntuación registrada.
Ambas disciplinas implican la resolución de problemas, con acciones que tienden a ser deliberadas. La escaladora estadounidense Kyra Condie dice: “Tienes que evaluar mientras lo haces”.