Compartir

¡Dylan Rieder seguirá patinando en el paraíso!

La noche del 12 de octubre 2016 ha sido una de las más tristes para la comunidad skater. Y es que la mala noticia sobre el fallecimiento de Dylan Rieder nos llenó de nostalgia a todos.

Dylan Rieder fue una inspiración para muchos y sin duda será recordado como uno de los mejores skaters de la generación por muchas razones. Su elegante y relajado estilo al patinar, su potencia explosiva, sus impecables trucos y por su puesto sus épicos videos con los que influenció y marcó a toda una generación de skateboarding.

Por su puesto que la noticia ha sido un shock para todos sus seguidores, familiares y amigos, y aunque no podemos dejar la tristeza de lado, hoy queremos honrar la memoria de Dylan recordando su impecable historia en el skate.

Dylan Rieder empezó a patinar a los 9 años y a los 18 ya era uno de los talentos pro del equipo Alien Workshop, gracias a la participación que tuvo en el filme A Time to Shine para Transworld Skateboarding en 2006.

Y desde ese momento empezó su historia como leyenda del skateboarding. En cuanto a filmografía, Dylan apareció en grandes documentales y películas entre las que destacan:

    • Shotgun – Thrasher 2006
    • Mind Field – Alien Workshop 2009
    • Dylan – Gravis 2010
    • Stoops Euro Tour – Huf 2013
    • Best Video Part for Cherry –  TransWorld Sk8 Awards

Sus triunfos dentro de las competencias más importantes de skateboarding a nivel mundial también fueron muchos, y es que figuró dentro del top de pro skaters en multiples ocasiones dentro de los torneos de Street League Skateboarding y X-Games.

El skater californiano ganó fama en el mundo de éste deporte gracias a las increíbles habilidades que tenía para patinar. Sus videos se hicieron sumamente populares en las redes sociales pues la comunidad se empezó a motivar viéndolo patinar. Dylan Rieder fue una inspiración para todos.

Incluso los skaters profesionales de todo el mundo reconocen que la pasión, la dedicación y el estilo que tenía Dylan sobre la patineta era único, hasta Tony Hawk dice que su talento era innato. Y es que no hay otra manera de describirlo, ver patinar a Dylan era mágico.

Es una gran tristeza que Dylan Rider haya perdido la batalla contra la leucemia, una gran pena que con tan sólo 28 años haya dejado este mundo. Sin embargo estamos seguros, al igual que sus compañeros y fanáticos, que él seguirá patinando en el paraíso.

Por otra parte, su familia ha pedido que en lugar de flores, la gente que desee apoyar haga donaciones al Dr. Stephen Forman en honor a Dylan, para seguir en la lucha contra el cancer. Así que si quieren formar parte de la causa visiten:
www.cityofhope.org/giving/donate

Comentarios