Compartir

Estos animales surfistas han demostrado que ellos también son fanáticos de la adrenalina y los deportes extremos

La relación de los seres humanos con los perros es cada vez más estrecha. Es cierto que actualmente hay una preocupación mayor por el bienestar animal. Se han creado espacios pet friendly y han surgido restaurantes y hoteles exclusivos para perros o gatos. La domesticación de los perros está más que vista, pero además de este animalito hay otros que resultan más sorprendentes.

Los animales son más que una compañía; forman parte de la vida de los humanos porque en muchas ocasiones son los confidentes más cercanos, pues sabemos que nunca nos decepcionarán. Y un encuentro ocasional puede convertirse en una gran amistad. Nuestras mascotas, sea cual sea, se adaptan también a nuestro estilo de vida. Pero, ¿qué es lo que ocurre cuando un surfer adopta un cerdo, una alpaca o un gato?

A continuación te presentamos un top con algunos de los mejores animales surfistas.

Goatee y Pismo

Si bien las cabras odian el agua, este no es el caso de Goatee y Pismo. En 2011, Dana McGregor compró tres cabras para el jardín de su madre pero se encariñó con la más pequeña de ellas, a la que nombró Goatee. Pronto el lazo entre ambos se fortaleció y comenzó a llevarla a todos lados porque si la dejaba sola ella no paraba de llorar. Como local de Pismo Beach, California, McGregor, amante del surf, mantuvo a Goatee desde pequeña en contacto con las olas y así descubrió que su cabra tenía potencial para montar una tabla. Al inicio McGregor recibía multas por llevarla a la playa. Finalmente, convenció a las autoridades para que pudiera ir sin problemas al asegurar que la gente la recibía con entusiasmo.

Goatee tenía lo más importante para montar una ola: gran equilibrio. Pronto se robó todas las miradas del lugar y años después dio a luz a Pismo, cabra que recibió el nombre de su hogar. Pismo superó a su madre y logró montar una ola de casi 3 metros de altura. “Fue capaz de mantenerse y tomar esta increíble ola. Fue sorprendente”, aseguró McGregor.

Puedes conocer más de Goatee y Pismo en su página web: The Surfing Goats.

Kama

Kamapua’a es un puerquito que vive en Oahu, Hawái. Durante unas vacaciones Kai Holt encontró a Kama dentro de su cabaña. Decidió adoptarlo y descubrió que era un gran nadador cuando cayó en la alberca. Por ello decidió enseñarle a surfear. Kai y Kama surfean juntos y para evitar que suba demasiado de peso, Kai lo mantiene con una dieta vegetariana, pues asegura que esto le ayuda a ser mejor en el surf.

La historia de este cerdito ha causado gran sensación entre los habitantes de la región, así como redes sociales. Incluso ya tiene pratocinios como Costco, Go Pro y Local Motion. Y por si fuera poco tiene un hijo, Kama 2, que también surfea.

Si quieres conocer más puedes seguirlo en su propia cuenta de Instagram como kamathesurfingpig.

Ricochet

Es una Golden Retriever de San Diego nacida en 2008 que se ha destacado no sólo por surfear, sino porque además ayuda a niños con discapacidad. Ricochet fue entrenada por Judy Fridono como parte de un programa de una organización que entrena perros para ayudar a personas con discapacidad pero tuvo que dejar el programa porque se distraía persiguiendo aves. Su camino sí estaba en ayudar a otros, pero no de la manera que su entrenadora había planeado.

En 2009, Ricochet saltó a la fama cuando se subió a una tabla de surf con Patrick Ivison, un joven de 15 años cuadrapléjico. El video se hizo viral y Ricochet se involucró en más programas sociales. A los 15 meses ganó su primera competencia de surf, en la que quedó en tercer lugar. Es Embajadora de Surfers with Disabilities y trabaja en Waves of Empowerment, programa en el que se dan terapias en el mar. Hasta ahora Ricochet ha recaudado alrededor de medio millón de dólares. Sin duda uno de los animales surfers más populares.

Puedes conocer más de ella en surfdogricochet.

Visita también: Los mejores skater dogs en Internet

Kuli

Siempre se ha hablado del odio de los gatos al agua. Pero en esto caso, Nankuli, mejor conocido como Kuli, no sólo no le teme, además surfea. Todo comenzó en Honolulu, Hawái, cuando Alexandra Gomez y Krista Littleton rescataron a este gato y decidieron adoptarlo. Cuando lo encontraron, estaba muy mal de salud. Tenía un ojo demasiado infectado por lo que tuvieron que removérselo.

Desde los 4 meses sus dueñas comenzaron a exponerlo al agua hasta que aseguran, se sintió más cómodo y pudieron subirlo a la tabla. A pesar de que sólo tiene un ojo, Kuli ha demostrado tener mucho talento, lo que ha sorprendido a veterinarios.

Puedes seguir su cuenta de Instagram en kulithesurfingcat.

Y para finalizar, te compartimos este video de una foca que en 2014 sorprendió a los surfistas Matthew Santley y Andrew Flounders en la costa Noroeste de Inglaterra. Cuando ambos surfeaban en la zona descubrieron a una pequeña foca que intentaba subirse a la tabla de surf. Un animal muy amigable que permaneció con ellos alrededor de una hora.

¿Y tú conoces más animales surfistas?

Comentarios