Compartir

Jorge Martín conquistó el Mundial de Moto3 a pesar de sus lesiones

Jorge Martín fue más noticia, casi, por sus lesiones que por sus victorias, pero el piloto español del equipo Gresini-Honda impuso su tenacidad para conquistar su primera corona mundial.

Nacido en San Sebastian de los Reyes, Madrid, el 29 de enero de 1998, Martín llegó al Mundial en 2015 con 17 años. En su primer año, Martín dio algunas pinceladas de su determinación, logrando un 10º puesto en Indianápolis y un 7º en Aragón, su mejore resultado ese año.

En su segundo curso en Moto3, logró su primer podio, en la República Checa (2º) donde salió desde la primera fila de la parrilla (3º) también por primera vez.

Pero fue en 2017 cuando el madrileño explotó dando muestras de una velocidad pura solo al alcance de pilotos de alto nivel. Martín logró, en esa temporada, 10 pole position, un auténtico récord, una superioridad lo sábados en la clasificación que, sin embargo, no se veía plasmada el domingo en las carreras.

15 grandes premios y ocho podios necesito Martín antes de, por fin, lograr su primera victoria en el Mundial, en el Gran Premio de Valencia de 2017, la última cita del calendario.

También lee: Técnicas de pilotaje en curvas

Pero esa victoria no iba a ser más que el inicio de su brillante temporada 2018, un curso en el que ha ganado 7 carreras, 10 poles y su primera corona mundialista.

Pese a lo apabullante de los números, no lo tuvo fácil el español. Al manillar de Honda, la legión de KTM, motos ligeramente más rápidas en las rectas, le complicaron mucho las cosas a Martín, que, además, tuvo que lidiar con varias lesiones. En agosto se rompió el radio de la mano, y en las últimas carreras tuvo que utilizar un guante especial para poder manipular el embrague.

Tras tanto sufrimiento, el madrileño pudo doblegar al italiano Marco Bezzecchi, que llegó a liderar el campeonato, en parte gracias a las caídas y lesiones del español, pero que al final, también, se vio perjudicado por la mala suerte de caerse en momentos clave del curso.

En Sepang, en la penúltima carrera de la temporada, Martín conquistó el título Mundial, y lo hizo saliendo desde la pole, ganando la carrera y marcando la vuelta rápida, algo que está solo al alcance de los más grandes.

El español, la próxima temporada dará el salto al Mundial de Moto2 con los deberes hechos y con un título Mundial en el bolsillo.

Fuente: Motorsports

Comentarios