Diego Lazo lleva la adrenalina en la sangre. La pasión por el deporte de acrobacia nació en el seno familiar en el que su papá y tío fueron los más destacados con la motocicleta. Su dirección iba por ese lado, pero cambió los motores por las ruedas de la BMX, disciplina con la que proyecta alcanzar su sueño de clasificar y brillar en los Juegos Olímpicos París 2024.

La vida de Lazo transcurre entre los circuitos de rampas y la universidad. Su sueño es terminar la carrera de ingeniería civil y luego ser un medallista olímpico, para graduarse con honores.

Diego tiene 24 años y es considerado la promesa del ciclismo BMX. Es de los mejores exponentes de América Latina y ese rótulo lo pone a prueba en cada entrenamiento que desarrolla en el Complejo Costa Verde de San Miguel, sede administrada por el Proyecto Especial Legado Juegos Panamericanos y Parapanamericanos.

“Nací en Huancayo. Vine a Lima para convertirme en ingeniero. Estoy en el octavo ciclo. Sin embargo, nunca descuidé esa pasión por las dos ruedas. El deporte y el estudio pueden ir de la mano. Parece un sueño todo lo que estoy viviendo, no lo creo todavía”, afirma.

“Me gusta hacer acrobacias; fue así como le pedí a mi papá que me compre una BMX. Se trata de un deporte extremo; sin embargo, él nunca se negó y me ayudó en todo momento. Por ello, es importante utilizar ropa ligera y especial”, agrega.

Sufrir la ruptura de los ligamentos y quedar fuera de los Juegos Panamericanos Lima 2019 significó un duro golpe para Lazo, pero ahora mira el futuro con optimismo. Su ambición apunta a comenzar con pie derecho su primer ciclo olímpico para clasificar a París 2024.

Consagrarse como campeón nacional en la modalidad freestyle y apoderarse del tercer lugar en el sudamericano de Argentina no es suficiente para Diego Lazo. Sin duda, el atleta inspira ambición, sacrifico y perseverancia.

“La persistencia y la voluntad son decisivas para que las acrobacias te salgan. Todo está en la práctica. Por eso es importante entrenar en este tipo de infraestructura. Es un regalo de Dios y motiva a los deportistas”, resalta.

Cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad establecidos por el Ministerio de Salud, Diego Lazo seguirá sus entrenamientos en el escenario que fue construido para los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Lima 2019.

El ciclismo BMX se reactivó hace tres meses en la sede de la Costa Verde de San Miguel con un grupo priorizado por la Federación Deportiva Peruana de Ciclismo (FNDPC) y bajo las órdenes del entrenador Luis Miguel Llanes Pérez.