A las piscinas de olas, a las olas estáticas naturales y artificiales y al “surfing” que ya se realiza en ríos y arroyos con olas creadas por lanchas, se le pretende agregar tamaño.

El Wakesurf es un deporte acuático en el que el surfer va detrás de un bote, recorriendo la estela que va dejando la embarcación sin ser directamente arrastrado por el bote. Después de levantarse en la estela u ola, generalmente mediante el uso de una cuerda de remolque, los practicantes de wakesurf dejarán caer la cuerda y montarán la cara empinada debajo del pico de la ola de una manera que recuerda al surf.

La empresa Gigawave se encuentra en fase de desarrollo del barco llamado 350 GW-X que podrá generar olas overhead por medio de dos motores eléctricos de 300 caballos de fuerza, 35 pies de largo y pudiendo llevar hasta 28 personas.

Según señalan en el video de presentación se trata de la ola generada por un barco más grande de la historia duplicándola en tamaño según los gráficos.

Explican que están buscando compradores y surfistas que quieran elevar el deporte y “cambiar el juego del wake surfing para siempre”.