Por: Iris Galván

A 10 años del debut de Lewis Hamilton en la Fórmula 1, hacemos un recuento de su carrera.

Un Lewis Hamilton de 22 años de edad, debutó en el equipo McLaren-Mercedes, esto gracias a que se convirtió en el protegido de Ron Dennis (el mandamás de Woking) en sus años de desarrollo en categorías promocionales. Su coequipero en aquel entonces, Fernando Alonso, también debutaba en ese equipo, venía de ganar dos campeonatos consecutivos con Renault, por lo que las expectativas dentro del equipo se fueron para arriba.

Fue en el circuito de Albert Park en Melbourne donde corrió su primera carrera, arrancó desde la cuarta posición, logró una gran arrancada que le permitió colarse a la tercer posición, por detrás de Kimi Raikkonen y de Nick Heidfeld. Lewis Hamilton se dio el gusto de liderar cuatro vueltas en esta carrera pero sería Raikkonen quien se quedaría con el primer lugar, la segunda posición fue para Alonso y el tercero para Lewis, resultado que hizo crecer las expectativas ya puestas en él.

Y vaya que no se convirtió en una decepción, desde aquel 18 de marzo del 2007, ha conseguido tres títulos mundiales (2008, 2014 y 2015), 104 podios de las 188 carreras disputadas, 61 con pole position, y 53 terminando en primer lugar, lo que ha convertido a Hamilton en el segundo corredor con más victorias dentro de la Fórmula 1.

Pero no todo brilla en su carrera. Lewis Hamilton tiene la fama de “ahuyentar” a sus coequiperos, como ejemplo tenemos a Fernando Alonso o mejor aún a Nico Rosberg, quien parte de su pronto retiró se dice es por estar harto de tener que soportar el carácter del piloto. Y no es para menos, ya que cuando el británico se pone el casco y sale a la pista le gusta intimidar a sus oponentes pero sobre todo, a su coequipero en turno. Y es que los rumores dicen que si Hamilton no es al que se le da preferencia en el equipo, él hace lo que pueda en la pista para frustrar a sus compañeros e incluso a veces, estropear el desempeño de estos en la competencia. Lewis Hamilton

Un ejemplo fue el GP de China en 2015, donde Rosberg culpó a Lewis por comprometer su resultado en la carrera. La historia cuenta que minutos antes de culminar el evento, el británico iba en primero, su coequipero en segundo, hubo un momento en el que Lewis bajó su ritmo en la carrera lo que hizo que el segundo puesto de Nico peligrara, detrás venía Sebastian Vettel. Al terminar la carrera Lewis declaró a los medios que no había ido lento de manera intencional y recalco que si Nico se molestó  fue culpa de él por no intentar rebasarlo.

Sin duda Hamilton es de esos pilotos de los que se hablará por años, ya sea por su talento inminente o por su mala conducta con sus compañeros, su leyenda continuará creciendo.