Yuichiro Miura: conquistador del Everest a los 80 años

Yuichiro Miura fue el primer hombre en atreverse a esquiar el Monte Everest y el de mayor edad en alcanzar la cima

 “El Monte Everest es la montaña que más me gusta. Es a la que más respeto. También es una montaña que me reta (…) Tengo un sueño -es un sueño que va más allá de un sueño- a la edad de 90 quiero escalar nuevamente el Everest”. –Yuichiro Miura

 

Yuichiro Miura tiene el récord de la persona de mayor edad en conquistar el Monte Everest y planea subir la montaña por cuarta ocasión. Sabe que necesistará de excelente condición y deberá vivir bien durante los últimos días de su vida si quiere lograrlo.

La pasión por los deportes de invierno, la montaña y la nieve la heredó de su padre Keizo Miura, un esquiador japonés y fotógrafo de paisajes montañosos. Keizo pasó a la historia al convertirse en la persona de mayor edad en subir el Monte Kilimanjaro a los 77 años. Por si fuera poco, a los 99 descendió un glaciar del Mont Blanc junto a su hijo Yuichiro, nacido en 1932. Y en 2004, a los 100 años de edad celebró su cumpleaños al descender en esquí con más de 170 amigos y familiares, incluidas cuatro generaciones, el Snowbird ski resort en Salt Lake City, Utah.

La misma pasión por el esquí y la montaña corre por las venas de Yuichiro Miura. Yuichiro, antes de ser alpinista fue esquiador. De hecho la primera vez que fue al Everest, a los 37 años, fue para esquiarlo. Desde 8,000 metros de altura descendió sobre la nieve de la montaña más alta del mundo. El 6 de mayo de 1970 se convirtió en la primera persona en esquiar una de las montañas más desafiantes del mundo. Descendió 1280 metros desde South Col en una bajada con una inclinación de 40-45 grados en menos de dos minutos y medio. La hazaña era asombrosa, pues nadie había esquiado en el Monte Everest. Su historia fue llevada al cine con el documental The Man Who Skied Down Everest, dirigido por Bruce Nyznik y Lawrence Schiller, y ganador de un Oscar a Mejor Documental.documental alpinismo

Este éxito arrastró también una tragedia: seis de los Sherpas que lo acompañaban murieron. No fue fácil supeararlo, pero desde aquel momento supo que algún día querría subir hasta la cima. Transcurrió tanto tiempo porque se desvió en el camino hacia la cima. En vez de pensar en el Everest, se postuló para la la gubernatura en Hokkaido. “Perdí toda la motivación y no sabía qué hacer después (…) Bebí y comí demasiado y no hice suficiente ejercicio. Tuve un problema diabético, y enfermé del corazón y riñón”. Ver a su padre en tan buena forma a los 99 años lo inspiró para cambiar su rumbo y decidió sorprenderlo.

Le tomó 33 años subir el Everest y a los 70 años consquistó la cima por primera vez, convirtiéndose en la persona de mayor edad en lograrlo. Este récord fue superado en 2006 por su compatriota Takao Arayama, quien sólo le llevaba 3 días de edad. Luego los superó el nepalí Min Bahadur Sherchan cuando él y Yuichiro conquistaron la cima en 2008; el récord lo obtuvo Sherchan porque tenía 76 años, un año más que Yuichiro. No pasó mucho tiempo para que el japonés consquistara la cima por tercera ocasión; y a los 80 años fue incluido en el libro de los Récord Guinness como la persona de mayor edad en subir el Monte Everest. Conseguirlo no fue fácil.

hombre mas grande everest

Científicos estiman que físicamente el cuerpo de una persona que se encuentra a 8,848 metros de altura se siente como el de alguien 70 años mayor. De ser así, Miura se sintió como alguien de 150 años. Es la altura, el nivel de oxígeno (una tercera parte comparado con el nivel del mar) lo que hace complicado respirar y moverse arriba de los 8 mil metros. Miura se preparó durante meses en una habitación con poco oxígeno, pero la realidad siempre trae sorpresas.

Meses antes Miura fue operado del corazón, luego le dio influenza, sufrió un paro cardiaco y fue operado nuevamente. No tuvo el tiempo suficiente para recuperarse, pero aun así decidió ir a conseguir su sueño.En esta ocasión utilizó una estrategia distinta: se inspiró en un proverbio japonés que dice que la gente sólo debería trabajar la mitad del día. Entonces lo que hizo fue desayunar, caminar medio día, comer, dormir una hora y disfrutar el resto de la tarde para contemplar el paisaje y tomar té. Normalmente lo que se hace es seguir avanzando después de la comida. Hacerlo de esta nueva forma le permitió cuidar su estado de salud y corazón. En el campo base tomó un camino distinto para prepararse porque el habitual era peligroso para alguien de su edad. Finalmente, el 23 de mayo alcanzó la cima. Desde allí habló con su familia para darles la buena noticia. Lo más difícil estaba por venir.

Visita: Solo Integral, la modalidad más peligrosa de  escalada

escalada

“Mientras descendía, la probabilidad de morir era del 100%, incluso del 120%”. Bajar desde de la cima, de 8,848 metros a 8,500 metros donde estaba el Campamento 5 fue lo más difícil de la expedición. En el Everest el 80% de las muertes ocurren durante el descenso, y este descenso podría haber significado la muerte para el japonés.

El clima empeoró y si no hubiera sido porque el campamento 5 estaba cerca, Miuro piensa que probablemente habría muerto. “En el plan original no nos pararíamos en el campamento 5 porque no se suponía que estuviera ya ahí; creíamos que los sherpas lo habían levantado tiempo atrás”. Allí paró con su equipo durante una hora y siguieron hasta South Col. Desde el campo base avanzado, a 6500 metros de altura, Yuichiro tuvo que tomar un helicoptero para descender hasta Katmandú.

alpinista japonés

El Monte Everest se convirtió en una obsesión. Una obsesión que comparte con alpinistas de diversas nacionalidades que sienten un fuerte llamado hacia la montaña localizada en los Himalayas. Yuichiro Miura logró conseguir su meta al trabajar y enfocarse en ella. Supo que la vida que llevaba antes de subir el Everest debía cambiar y dejó la bebida y mala comida, y las sustituyó por una buena alimentación. Su desayuno incluye arroz cocido, soya, sopa miso, huevos y pescado. Lleva una dieta orgánica en la que incluye 500g de carne sólo una vez por semana. Quizás muchos deberíamos mirar más hacia la dieta de Japón, pues tiene el índice de vida más alto del mundo: 87 años los hombres y 85 años las mujeres.

Su siguiente objetivo: conquistar la cima del Everest por cuarta ocasión a los 90 años de edad. Pero antes planea en 2018 esquiar Cho Oyu en 2018.

Yuichiro Miura es un ejemplo de lo que la dedicación y el esfuerzo significan. Es un ejemplo de cómo se ve un sueño materializado. Un sueño que se trabaja para ser alcanzado y que si el tiempo y la muerte lo permiten, llegará a la cima del Everest a los 90 años.

Referencia:

The Telegraph

Historias relacionadas

GoPro Hero11 Black la mejor cámara de acción

GoPro tiene tres nuevas versiones de su espectacular...

Se realizó el quinceavo Punta Galea Challenge

Natxo Gonzalez lo ganó otra vez El pronóstico anunció olas grandes...

Empezó en anaheim el BMX Triple Challenge 2022

La prestigiosa competencia mundial de dirt BMX volvió con...