El slackline es uno de los deportes que ha salido a la luz recientemente, con tan solo 40 años de existencia. Consiste en balancearse sobre una cinta de nailon o poliéster atada a dos extremos opuestos, con el fin de cruzarla sin caerse. Además de ser una disciplina joven, es una que está en desarrollo acelerado. La marca mundial hace cinco años era por 300 metros, pero ahora es de dos kilómetros. Actualmente el récord mexicano es de 330 metros de distancia en la Ciudad de México, por lo que un mexicano ha formado un grupo para establecer una nueva marca nacional. Por supuesto, no solamente será superar lo hecho en la capital, sino también darle exposición a este deporte tan fascinante, pero poco explorado. “No solo es romper el récord de slackline, sino que quisiera enseñarles a los mexicanos lo que es el deporte y lo que se puede lograr con el talento que tiene México y toda la riqueza natural, entonces es una combinación de los dos”, dijo Moisés Monterrubio, codirector del proyecto, con la idea de romper la marca en algún punto de junio.

Originario de Actopan, Hidalgo, Moy tiene 26 años y practica esta disciplina desde hace tres años, dos en la modalidad highline, que es hacerlo más elevado y con un arnés de seguridad. Durante su adolescencia practicó taekwondo, baloncesto, surf, paracaidismo, snowboard y escalada. “Vivo en San Francisco; aquí he estado los últimos cinco años, pero soy 100 por ciento mexicano y me encanta la idea de regresar a México. No solo es hacerlo en cualquier montaña, sino en un lugar emblemático del país”, añadió, además de decir que tiene perfilado realizar el cruce de un lugar que, por motivos de competencia, planea mantener en el anonimato. Tras la marca Es por eso mismo que ha armado un equipo para lograr esta hazaña, entre los que se encuentra su hermano Daniel (23 años), así como un grupo de amigos, algunos de origen y otros de Estados Unidos, así como un francés, pero todos más que preparados para hacerle frente a este reto y revisar tanto los permisos correspondientes, como analizar los pronósticos meteorológicos, con la convicción de romper la marca en verano. “Empezamos juntos a hacer slackline y el hecho de que somos hermanos nos ayuda a hacer un buen equipo, organizar varios eventos, cruzar varias líneas y conocer a mucha gente. Estamos muy emocionados por ir a México y lograr este récord”, comentó Daniel, que también dirige esta expedición.

Si bien el lugar se mantiene secreto hasta ultimar detalles, Daniel señala que será una maravilla natural del país, pues muchos de los récords de highline se realizan en la naturaleza. “No solo es la línea, es combinar el deporte con el lugar y que sea algo muy especial para tener a México hasta arriba de los lugares más hermosos para poner líneas”. Este deporte no consiste únicamente en cruzar la cinta, sino en saltar y hacer dinamismo. Es por lo que se pueden realizar maromas hacia atrás, giros y demás trucos durante el recorrido. “Estamos muy emocionados, hay muchos sentimientos en juego; pero a la vez esa emoción es para mostrarle a México algo diferente, innovador, algo que cualquier persona es capaz de hacer, que no se requiere mucho para empezar, es bastante simple, solo es un juego de la mente y cómo te controlas a ti mismo”, aseguró Moy.

La preparación física y mental comenzó desde hace unas semanas, pues saben que cada paso será fundamental. Si bien cuentan con un arnés que los protegerá, cada paso puede significar la caída y, en consecuencia, no conseguir la marca. “Cualquier ráfaga de viento es suficiente para que te tire; si ya caminaste 500 metros, sería desafortunado que caigas por esas situaciones”, ejemplificó Moy. “Estamos tratando de entrenar para enfrentar estas situaciones y tratar de lograrlo”. “Si algo me causa mucha felicidad es que lo estoy haciendo con mi hermano. En el pasado ya hemos logrado varios proyectos juntos. El juntar a varias personas y equipo es un gran reto, pero es mucha emoción para lograrlo y promover el deporte y la naturaleza que tiene México”, dijo Daniel.

Primer mexicano en cruzar la línea más larga en Yosemite Estableció la línea más expuesta de altura (800 metros) de México en Potrero Chico (Mty) Estableció récord de California (750 metros) Récord mexicano en cruzar sin caídas en un highline (1.5 km) Récord nocturno en EU y México de distancia sin caídas (700 metros) Daniel Monterrubio -Parte del equipo que estableció el récord de California (750 metros) Estableció la línea más expuesta de altura (800 Metros) de México en Potrero Chico (Mty) Escalador con 9 años de experiencia Alpinista (dos veces escaló el Pico de Orizaba y el Monte Shasta)