La escalada deportiva es uno de los nuevos deportes que se sumarán al calendario en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. La disciplina, que viene ganando año tras año nuevos adeptos a partir de los muros artificiales construidos en las grandes ciudades, se llevará a cabo a través de tres modalidades: velocidad, búlder (escalada en bloque) y lead (dificultad).

La particularidad del formato es que se sumarán los puntos de cada una de estas especialidades, y de esa suma saldrán los ganadores de las medallas. De esta forma, la paridad será absoluta a la hora de pelear por un lugar en el podio.

En velocidad, el desafío pasa por ser más rápido que el rival, tratando de llegar a la cima sobre un muro de 15 metros de altura y en un ángulo de 95 grados. Los deportistas trepan el muro a pura velocidad, en imágenes que por la similitud de los movimientos se asemejan a la película El Hombre Araña; en este caso, no hay trucos cinematográficos: los escaladores están atados a una cuerda de seguridad. Una vez que alcanzan la meta deben tocar con sus manos un panel para dar por finalizada la prueba.

En las competencias masculinas la prueba suele finalizar entre los cinco y seis segundos, mientras que en las femeninas la prueba transcurre entre los ocho y los nueve segundos.

La escalada en bloque se realiza sobre un muro de 4,5 metros de altura, sin cuerda de seguridad pero con colchonetas colocadas sobre el suelo. El desafío pasa por realizar diferentes secuencias de movimientos en distintos tipo de paredes, con escollos e inclinaciones de diferentes características.

En la modalidad dificultad, el ganador es el que llega más alto en el menor tiempo posible. Los atletas están sujetos por una cuerda y un arnés. Si un escalador cae ya no puede volver a subir, y queda como registro la altura final a la que llegó.

Para las competencias no se usan guantes: los escaladores sólo pueden sujetarse con sus manos. En los pies, sí, se utiliza un calzado de goma que es conocido en muchos países como “pie de gato”.

También es importante para el agarre el uso de carbonato de magnesio, sustancia utilizada en muchos otros deportes, como el levantamiento de pesas, para evitar la transpiración de las manos y posibles resbalones o caídas.

República Checa, Austria, Japón, Eslovenia e Inglaterra aparecen entre los países candidatos a pelear por medallas.