El alpinista catalán es un temerario y eso queda mas que claro cada vez que sube material a sus redes pero este último trekking al borde de la muerte quizás haya sido demasiado arriesgado como para que pase por diversión y habilidad. Los comentarios en las redes estuvieron más cerca de la desaprobación que del vitoreo debido a que para muchos lo que hizo Kilian fue correr un riesgo innecesario y que hasta podría ser un mal ejemplo para otros corredores que también ansían tener más seguidores y repercusión en la red.

Recientemente publicó este nuevo vídeo en su canal de Youtube que deja boquiabierto a cualquiera y por supuesto ha logrado muchísima interacción. El corredor de 29 años, sube la fascinante cumbre de East Ridge, en Kyrkjetaket, en Noruega, con una cámara en la mano para grabar su hazaña.

Las imágenes son impresionantes y solo de verlas ya provocan un vértigo descomunal. El caso es que el catalán se muestra cómodo y seguro en todo momento pese a la dificultad de este precipicio, que recorre con total naturalidad dada su capacidad física y mental para abordar este tipo de caminos imposibles.

El runner no se pone límites y ha colgado en sus redes sociales este espectacular vídeo en el que graba con una GoPro su nueva experiencia: correr por un estrecho y vertiginoso desfiladero sin tener miedo a la altitud. Eso sí, su esfuerzo y valentía valieron la pena porque las vistas son increíbles.

Hay que destacar que el catalán ya advierte del peligro. “¿Tienes un sendero favorito?”, se pregunta en el vídeo, que luego acompaña con una idea tan simple como útil. “Parece muy lógico, pero nunca está mal recordarlo: el principal consejo para correr al aire libre es no caerse. Y si no estás seguro de tus capacidades, no vayas”.

No obstante, hay algunos usuarios que no lo ven así y han alertado del peligro que representa dar a conocer estas gestas entre los aficionados a la montaña que aspiran a seguir los pasos de Kilian. Incluso aseguran que es un descerebrado. ¿Hazaña o temeridad? La polémica está servida.