Iñaki Coussirat, escalador argentino de 24 años, se encontraba en un trip de escalda y ascensos por la Patagonia, junto a su compañero Carlos Molina, cuando sufrió un accidente.

Hace una semana, Iñaki se colocó dentro del grupo de los 5 escaladores en lograr la primera repetición del  Psycho Vertical a la Torre Egger, una ruta abierta en 1986 que cuenta con grandes dificultades a lo largo de sus 950 metros. ¿Quién se imaginaría que después de este triunfo sucedería una tragedia?

Iñaki se encontraba con su cordada, Carlos Molina, en plena ascensión para llegar a su objetivo, el Fitz Roy, cuando hubo un desprendimiento de roca que cayó directamente en la cabeza de Iñaki Coussirat, lo que le provocó una muerte instantánea.

Los responsables del Parque Nacional Los Glaciares, comentaron que en ésta temporada las temperaturas en la zona son muy altas por lo que el hielo de la cumbre pierde consistencia, cosa que permite el desprendimiento de las rocas.

Sin duda es una tragedia para el mundo del alpinismo, pero como siempre hay que quedarse con lo bueno y recordar que Iñaki Coussirat era un gran alpinista aventurero que siempre vivía emprendiendo y motivando a los demás.