Compartir

Ronda Rousey está de vuelta para reclamar lo que aguna vez fue suyo.

Una noticia reciente que acaba de salir a la luz pública entre los medios es la referente con el regreso de, sino es que la mejor, una de las mejores peleadoras de artes marciales mixtas: Ronda Rousey. La exuberante y ruda peleadora y actriz está de vuelta para reclamar lo que alguna vez fue suyo, el campeonato de peso gallo que Holly Holm le arrebató a la ex campeona aquella noche del 15 de Noviembre del 2015, durante la UFC 193 en Melbourne, Australia. 

Ronda Rousey, quien ahora tiene 29 años, podrá retomar su trono el próximo 30 de Diciembre cuando se mida ante la actual campeona, la brasileña Amanda Nunes, después de poco más de un año sin pisar la zona de batalla.

La contienda se celebrará durante la UFC 207 en el majestuoso T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada, inmueble recientemente inaugurado que bajo todas sus comodidades de primera clase, se presta como el mejor escenario para el esperado evento.

A esto le agregamos lo declarado hace unas semanas por Dana White, presidente de la UFC, quien aseguro que de resultar victoriosa Ronda Rousey en la UFC 207, dará por confirmada la pelea entre ella y su archirival Cristiane ¨Cyborg¨ Santos, quien desató una polémica ante Rousey al considerar poco relevante un futuro encuentro frente a ella, al final de su victoria en la pelea de lal UFC 198; y esta actitud sin duda despertó el fuerte temperamento de su futura y muy probable rival de octágono.

UFC 207 ya tiene platillo fuerte para cerrar el año de la mejor manera, con la siempre polémica, furiosa y hambrienta Ronda Rousey que seguramente tendrá las apuestas a su favor. Aunque Nunes por su parte, con récord de 13-4 y quien viene activa con 2 peleas ganadas en este 2016, la última sobre  nada más y nada menos que Miesha Tate quien venció a Holly Holm meses atras, tiene argumentos a su favor y no sería nada sorpresivo que volteara los pronósticos  la noche previa al fin de año.

Comentarios