Compartir

El longboard empezó como un juego y ahora ya tiene más modalidades de las que podrías imaginar.

Entre los años 1960 y 1980 un grupo de skaters californianos, conocido como Z-Boys le dieron la vuelta al mundo al crear un nuevo estilo para patinar en el que jugaban entre las calles y rodaban cuesta abajo con sus tablas, las cuales más adelante tomarían el nombre de longboard.

Aunque el longboard surgió casi a la par que el skate, por las necesidades y la industria del momento el deporte no evolucionó hasta hace unos años, ya que al principio era dificil tener un monopatín que cumpliera con las exigencias del deporte: una tabla más larga, con ejes más anchos, ruedas blandas y de mayor diámetro, que ofrecieran la estabilidad para hacer giros y rodar con la velocidad necesaria para dominar las colinas.

Lo bueno es que la industria ha crecido notablemente y ahora no sólo hay diferentes modalidades y competencias del longboarding alrededor del mundo sino que también hay variedad de tablas y hasta las puedes personalizar.

Y ahora, para que conozcas un poco más de este deporte te contaremos cuáles son las modalidades de longboard que más se practican y en qué consisten para que te pongas a probar todas sus alternativas.

1.- Carving

A bordo de una longboard no muy grande ni pesada, esta modalidad consiste en bajar derrapando por una pendiente. Para practicarlo necesitas de una pista larga y algo empinada que te permita agarrar velocidad para derrapar.

2.- Downhill

Considerada como la modalidad más extrema del longbording, consiste en bajar por una carretera a máxima velocidad. Esta modalidad se practica únicamente en carreteras de alta montaña y puedes llegar a alcanzar velocidades de hasta 125 km/hr.

Las caídas durante esta práctica pueden ser muy peligrosas, por lo que siempre debes usar un mono de cuero, casco integral y guantes para slide. Las tablas idóneas son más pequeñas sin o con muy poca flexibilidad, un poco más anchas y con el centro de gravedad más bajo.

3.- Free Ride

Consiste en bajar una pendiente haciendo trucos y derrapes pero con menos velocidad y pistas más cortas que en downhill. Se recomienda usar una tabla con ruedas más duras y labios redondeados.

4.- Cruising

Está es la modalidad más sencilla ya que sólo se trata de trasladarse en longboard por diversión. Utilizar la tabla como un medio de transporte.

5.- Pool

Esta es la modalidad que más tiene que ver con el skate ya que se trata de patinar en bowls, subiendo y bajando por las paredes y haciendo giros sin pivotar sobre el eje trasero. Se practica con tablas cortas, anchas y con ejes robustos.

Te podría interesar: Skate and explore: Sudáfrica

6.- Dancing

También llamado “steeps”, consiste en ir bailando sobre la tabla de longboard mientras esta está en marcha; dando pasos hacia adenalte y hacia atrás, cruzando las piernas, girando y saltando mientras te diviertes.

Las tablas para dancing son las más largas de todas (de 45 pulgadas en adelante) y el mejor sitio para practicarlo es en una pista larga.

7.- Slalom

¡La más clásica y emocionante! Se trata de esquivar una línea de conos, colocados uno delante de otro, lo más rápido posible. Se requiere de mucha habilidad y técnica para lograrlo.

Estas son sólo algunas de las formas que puedes utilizar para practicar longboarding pero recuerda que lo más importante es siempre disfrutarlo y sobre todo hacer lo que más te guste, así que ¡happy riding!