Lo que debes y no hacer cuando estás frente a un tiburón y otros animales del Océano

El Océano ocupa el 71% de la superficie del planeta y no estamos ni cerca de conocer todos los misterios que se esconden allá debajo. El hombre ya llegó a la Luna y cada vez está mas cerca de Marte, pero aquí en nuestro hogar llamado Tierra se desconoce tanto del Océano. Se estima que sólo el 5% de éste ha sido estudiado, si no es que menos, lo que deja un 95% lleno de misterios y posibilidades. Profundidades que jamás han sido vistas por ojos humanos.

Con el paso de los años el ser humano ha descubierto nuevas especies que habitan el mar y ha encontrado vida en aquellos rincones en los que reina la oscuridad. Especies únicas, muchas de ellas que parecieran haber salido de una historia de ciencia ficción y otras similares a especies prehistóricas.

El Océano es una gran fuente de vida y a través de la historia ha sido vital para la existencia humana, sirviendo como camino para la comercialización y transportación, así como inspiración para artistas y excelente opción para los aventureros, exploradores y deportistas.

Aún queda tanto por explorar, descubrir y comprender, pero como sabemos que somos muchos los amantes del mar, queremos compartirte un poco sobre éste. En esta ocasión hemos optado por hablar de algunas de las criaturas con las que podrías encontrarte en el Océano. Ya sea que estés surfeando, buceando o simplemente nadando, te compartimos una serie de consejos para que sepas qué debes o no hacer en caso de un avistamiento de un animal marino. Lo más importante y que siempre debes tomar en cuenta es que al ingresar al Océano te conviertes en un visitante, por lo que debes guardar respeto y cuidar esta gran fuente de vida.

Tiburón

tiburón kayak

Foto por Thomas P. Peschak.

Seguramente el primer animal que se viene a la mente cuando pensamos en uno que no quisiéramos encontrarnos. A lo largo de la historia y en gran parte debido al cine, sobre todo la cinta Tiburón de Steven Spielberg que dio paso a lo que hoy se conoce como blockbuster, los tiburones han sido vistos con gran temor. Sin embargo las probabilidades de sufrir un ataque son menores a las de ser golpeados por un coco en la cabeza. Pero si llegaras a ver uno, esto es lo que debes hacer:

Lo más importante es no entrar en pánico. De acuerdo con el Director de Operaciones de la Seguridad del Océano en Hawái Jim Howe, en nueve de diez veces el tiburón se aleja de los seres humanos. Patalear es un gran error pues aumentan las probabilidades de ser confundido con un pescado. Nada tranquilamente a la orilla y no pierdas de vista al tiburón; nunca le des la espalda. Identifica si es agresivo o sólo está pasando cerca de ti. Según el Florida Museum of Natural History’s International Shark Attack File (ISAF) el tiburón es agresivo cuando se acerca rápidamente, hincha su espalda, nada en zig-zag o con movimientos rápidos de arriba hacia abajo. Si este es el caso es probable que pueda atacar, si esto ocurre NUNCA te hagas el muerto, es lo peor que puedes hacer. Lo más importante es pelear y luchar. Golpea, de preferencia con algún objeto si es que lo tienes, nariz y ojos.

Te puede interesar: Los lugares más peligrosos para bucear en el mundo

 

Medusas

nadar medusas

Si te encuentras una medusa en el mar no intentes moverla, sólo aléjate y avisa a todos los que estén cerca. Si hay muchas medusas en el mar, sal con cuidado y avisa a algún salvavidas al respecto. Si te encuentras con una medusa en la arena evítala y no se te ocurra tocarla para averiguar si está viva, incluso muertas pueden provocar picaduras. Si vas con una mascota aléjala de inmediato porque podría tocarla o morderla.

Si llegas a ser atacado por una medusa, no toques el área afectada y no te rasques. Lava la zona con agua salada caliente y remueve los téntaculos con pinzas o algo que tengas a al alcance que pueda sustituirlas. Busca atención médica.

Mantarraya

nado con matarratas

En realidad las mantarrayas son animales muy pacíficos e incluso son curiosos y suelen ser amigables con buzos o personas que realizan esnórquel. No en vano es común nadar con mantarrayas. En otras ocasiones suelen alejarse en cuanto detectan presencia humana. Si te encuentras con una respeta su espacio para que no se sientan invadidas, y siempre ten cuidado con la cola y nunca toques el final de ésta.

Si llegaras a ser atacado por una, lava el área afectada con agua salada y quita rastros de arena. Mete la parte afectada en agua muy caliente y pide ayuda y atención médica inmediata.

Pez León

pez león

Este pez cuyo nombre científico es Pterois antennata se expande por diversos lugares del planeta. El pez resulta muy atractivo pero jamás te acerques demasiado ni intentes tocarlo. Este pez tiene espinas en el dorso y cerca de las branquias y aletas que son venenosas. En realidad no es un pez agresivo y no ataca a no ser que se sienta invadido; incluso los accidentes suelen ocurrir cuando un buzo pasa demasiado cerca o ni siquiera sabe que está nadando junto a un pez venenoso.

Si por alguna razón eres picado por el pez león sentirás un dolor muy intenso, hinchazón y posteriormente se presentarán síntomas como mareos, falta de aire, desmayos y a veces parálisis temporal. Lo primero que debes hacer es salir del agua y retirar las espinas que pudieran haber quedado en la piel con algún objeto. Controla la hemorragia y aplica agua muy caliente. Nunca pongas hielo o compresas frías porque sólo aumentará el dolor. Acude al médico inmediatamente.