Compartir

Todo lo que debes saber de la cadena de una moto, mantenimiento, limpieza y tips.

La cadena es el sistema de transmisión final más empleado en las motos porque pese a requerir un mantenimiento frecuente y existir otro tipo de sistemas de transmisión más modernos, eficaces y limpios, no ofrece grandes ventajas que en determinados tipos de motos son esenciales.

Las ventajas que nos ofrece la cadena como sistema de transmisión son: la ligereza, su escasa fricción, que nos proporciona un reducido robo de potencia en la trasmisión y el precio, es el sistema más económico. Cabe  destacar que aporta un cierto toque de flexibilidad, lo cual nos evitará tirones y suavizará por ende las reacciones de la moto.

Todas estas ventajas que nos presenta la cadena, no se verán reflejadas sin su correcto mantenimiento, que se sustenta en tres pilares: el engrase, la limpieza y la tensión.

Si cuidas estos tres detalles, conseguirás que la cadena o dure muchos más kilómetros de los que esperas. También hay que tener en cuenta que los grandes bicilíndricos como son las harley-Davidson, cuentan con grandes motores que exigen grandes esfuerzos al conjunto de la transmisión, en el caso de este tipo de motos o de pilotos que tengan un gran temperamento a la hora de la conducción, se recurre a la correa, que es un elemento mucho más rígido y duro que la cadena.

Tan importante es el cuidado de la cadena, como el kit de transmisión, compuesto por: el piñón de ataque que sale de la caja de cambios y la corona que va en la rueda, y la clave para mantenerlo en sus mejores condiciones es una buena limpieza y un engrasado frecuentes , junto con la tensión apropiada.

También lee: características de una moto de enduro 

Cómo mantenerla:

El engrasado: Una cadena bien engrasada nos ayudará a reducir al mínimo la fricción que sufren los componentes del kit de transmisión. Lo aconsejable es engrasarla antes de pasar los 1.000 kilómetros de rodaje.

La limpieza: Con una buena limpieza evitaremos la masa grasienta que se va adhiriendo con le paso de los kilómetros bajo las capas de aceite de nuestra cadena junto con las pequeñas partículas de polvo, piedrecita etc.  Nunca utilices  gasolina, la gasolina contiene partículas disolventes que acabarán por corroer la goma que contienen los eslabones. Para limpiar el piñón, lo más normal es que sea necesario desmontar la tapa que lo protege, esta no evita que se acumule suciedad en él.

Cuando tengamos limpia toda la cadena hay que dejarla secar, un buen secado es importante para que el gasóleo no disuelva el lubricante según lo aplicamos, terminando el proceso con una buena rociada de aceite para cadenas.

La Tensión: Existen varios sistemas para el tensado de la cadena, mediante tornillos o por excéntricas.

Tensar por tornillos: Esta es la manera más habitual, los tornillos tensores ajustan el desplazamiento del eje de la rueda. Una vez que tenemos la moto posesionada de la manera adecuada como ya sabemos, el proceso es el siguiente:

  • El primer paso es, aflojar las tuercas que aseguran los tensores a ambos lados del basculante.
  • Después libera el eje de la rueda sin soltarlo, lo justo para que se pueda desplazar.
  • Tira  de la rueda para aproximarla a la tensión indicada y apretar las tuercas de los tensores de forma alternativa por ambos lados, comprobando que la tensión es la recomendada por el fabricante.
  • Deberás comprobar que la posición del eje es la misma en ambos lados para evitar que la rueda pueda quedar ligeramente ladeada.

Tensar mediante excéntricas:

  • El sistema de excéntricas clásico: Cuenta con un procedimiento básico, podréis tensar la cadena simplemente aflojando la tuerca del eje de rueda y ajustando manualmente los discos, justo hasta el diente en el que se alcance la tensión recomendada. Después sólo hay que volver a apretar el eje con el par de apriete especificado por el fabricante.
  • El sistema de excéntricas más actual: Este es empleado motos deportivas y es el más preciso.

Comentarios