Compartir

Según el editor en jefe de la revista SURFER, Todd Prodanovich, el número tres del volumen 61 será será el número final de la publicación de la icónica revista. Prodanovich publicó el anuncio en Instagram con el siguiente título:

“Este es el último número de @surfer_magazine”, escribió Prodanovich. “Todo el personal fue despedido ayer ( a causas de economía de Covid). La foto de portada fue tomada por @donaldmiralle durante el paddle de Encinitas en apoyo del movimiento Black Lives Matter. Contiene algunas de mis notas favoritas de mis escritores de surf favoritos de todos los tiempos, @smashtyn_douglas, @hzahorseman y @ seano888, y un artículo mío sobre la comunidad de surf LGBTQ + en el que fue un honor trabajar en mi carrera, y Estoy muy agradecido con los personajes por confiarme sus historias. Es curioso cómo pude tener un trabajo como este durante 10 años y cada nota es un viaje completamente nuevo y diferente. Realmente extrañaré esto, y la revista en general, que termina en este número después de 60 años de publicación. Espero que todos la disfruten y gracias por leer a lo largo de los años. Mucho amor para todos con los que tuve el privilegio de trabajar para hacer de esto lo que era mientras pudimos “

La noticia ha tomado por sorpresa a la comunidad surfer que pierde su más emblemática publicación, numerosos atletas han manifestado su tristeza ante la terrible noticia y han compartido sus notas y portadas favoritas en redes sociales.

Esta revista ha sido a lo largo de estos 60 años líder en su género, ha contado con las colaboraciones de los mejores profesionales en el medio; fotógrafos, escritores y surfistas.

https://youtu.be/vpGvJZjExeU

Surfer Magazine fue fundada en 1962 por el surfista y escritor John Severson (1933-2017), diseñó “The Surfer”, un folleto en blanco y negro de 36 páginas que se suponía que se usaría para promocionar su última película, “Surf Fever”.

Pero el libro de marketing fue un éxito con 5.000 copias vendidas. La iniciativa lo llevó a crear The Surfer Quarterly en 1961.Un año después, el empresario introdujo páginas en color y el título aumentó su calendario de publicaciones a bimensuales. A mediados de la década de 1960, Surfer ya era la voz autorizada de este deporte.

A medida que la revista crecía en popularidad, John Severson contrató a varios profesionales que establecerían la publicación como la mejor revista de surf. Los escritores Bill Cleary, Craig Lockwood, Fred Van Dyke, John Witzig, los fotógrafos Leroy Grannis y Ron Stoner, y los diseñadores gráficos John Hamersveld y Mike Salisbury ayudaron a impulsar las ventas del título en ese momento.

En 1972 el editor de Surfer contrató a Steve Pezman, quien más tarde fundaría The Surfer’s Journal.

A lo largo de su historia, “La Biblia del Deporte” dio la bienvenida a varios nombres icónicos del mundo de los medios de surf. Los mejores fotógrafos, escritores y editores del medio trabajaron en la publicación. La biblia del surf también publicaba una edición anual con lo mejor de la fotografía del surfing, una verdadera joya digna de coleccionistas.

En las últimas tres décadas, Surfer cambió de propietario varias veces. La disminución de las ventas y la introducción de una pandemia mundial en una industria ya frágil pusieron fin a la revista de surf más antigua e importante hasta el momento.

La muerte de Surfer Magazine es también la muerte de un componente vital de la esencia y cultura originales del surf. “La Biblia del Deporte” inició su trayectoria de 60 años como publicación trimestral y jugó un papel fundamental en el desarrollo de carreras, negocios y la transformación del deporte en sí.

Surfer fue testigo de la revolución de los propulsores, las primeras estrellas del surf, el nacimiento de una gira mundial genuinamente competitiva y profesional, los movimientos de la vieja y la nueva escuela y la transición de las plataformas impresas a las digitales.

De hecho, la llegada de lo digital fue el principio del fin de las publicaciones impresas. El cambio de los ingresos publicitarios de los canales físicos a los online y la falta de lectores cambiaron el paradigma. Surfing Magazine fue la primera en morir. En 2017, el hermano menor de Surfer anunció que cerraría, dejando a los lectores pensando que las perspectivas no eran buenas para el periodismo de surf.

El 1 de octubre de 2020, y por primera vez en los 60 años de historia de la publicación, el editor en jefe de la revista Surfer Magazine aprobó un voto presidencial: el voto para Joe Biden y Kamala Harris. Que causó revuelo en redes sociales por la creciente polarización de ideologías en Estados Unidos de América.

Para los latinos, surfer fue un trampolín para dar a conocer a surfistas y talentosos fotógrafos, en sus portadas pudimos ver los mejores lugares para surfear de América Latina. Sin lugar a dudas la muerte de la biblia del surf golpea fuerte en los corazones de nuestra comunidad. La revista Surfer se echará mucho de menos, gracias SURFER por la inspiración de tantas generaciones. Por permitirnos al pasar tus páginas de papel viajar en la imaginación a las más increíbles olas del mundo. Hasta siempre SURFER 1962-2020.