En conjunto, Suiza y Francia son desde hace años las dos grandes potencias del mountain bike XCO mundial y ambas acaban de presentar sus selecciones para participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

Comenzando por Francia, el país ha conseguido 4 plazas para la prueba de mountain bike de los JJ.OO de Tokio, 2 para mujeres y 2 para hombres. La calidad de sus componentes queda fuera de toda duda si vemos que los dos actuales campeones del mundo, Jordan Sarrou y Pauline Ferrand Prevot, están entre los seleccionados.

Pero el nivel sube aún más si tenemos en cuenta que Loana Lecomte lidera el ranking UCI tras ganar las dos últimas copas del mundo con una autoridad incontestable. Y Victor Koretzky está en el mejor momento de su carrera tras ganar su primera copa del mundo el pasado abril en Albstadt.

Por su parte, Suiza es el único país que ha conseguido 3 plazas en la categoría femenina y otras 3 en la masculina. Nino Schurter liderará la selección en lo que será su cuarta participación en unos JJ.OO. Junto a él le acompañarán Mathias Fluckiger y Filippo Colombo, Fluckiger es el que mejor resultados ha tenido este año hasta ahora y la participación de Colombo estará condicionada a su completa recuperación tras una caída en Albsradt.

Las mujeres Jolanda Neff, Sina Frei y Linda Indergand representarán al país en la categoría femenina. La participación de Indergand puede ser una sorpresa para algunos, pero lo cierto es que sus resultados en las dos primeras copas del mundo de esta temporada han sido los mejores de la selección en su categoría.

Sería muy extraño que entre estos 11 ciclistas no esté al menos 1 de los campeones olímpicos en Tokio, pero lo cierto es que aunque sean las dos selecciones más potentes aquí faltan grandes favoritos, como Pidcock o Van der Poel, y la prueba olímpica es muy especial y propensa a sorpresas de última hora.