Tras haber recibido la oportunidad de realizar los X-Games de Invierno 2016 en la versión europea, Oslo no defraudo en lo más mínimo con todas las expectativas que se preveían desde su candidatura.

Pues no sólo la organización y difusión fueron claramente de excelencia, también la categoría y profesionalismo se vieron reflejados en cada una de las pruebas efectuadas, donde cada atleta dio dotes del por qué debían estar presentes en el país vikingo.

Para prueba de ello, presentamos a continuación los resultados finales de cada reto en la nieve y, por si lo habían olvidado, la nueva prueba incluida en esta edición “street skateboard”. Como podrán observar, algunos de quienes resultaron ganadores no causaron asombro en su posición obtenida, pero había algunas categorías donde, sin duda alguna, rompieron las quinielas de muchos tras haber sorprendido a la última hora.    

Un hombre que asistió a Oslo y simplemente arrasó con todo aquel que se le interpuso en su camino, fue el norteamericano de 21 años Nyjah Huston, pues desde la ronda 1 mostró plena superioridad con aquel perfecto 93 de puntuación, para lograr así su séptima presea dorada en “X Games”. Quien quedó en segundo puesto con una presentación bastante aceptable resultando una cifra por debajo fue Shane O’neill, obteniendo la primer medalla en su historial oficial, siendo que Luan Oliveira pasó a la tercer posición alcanzando el segundo bronce de su carrera.       

Una de las sorpresas más fuertes de Oslo 2016 se dio en el “street skateboard” femenil, donde se esperaba un batalla en la cima entre la número uno del ranking mundial Leticia Bufoni y la vigente campeona de street en Austin el pasado verano Alexis Sablone, pero a cambio de eso, la sorpresa llegó con la brasileña de 16 años Pamela Rosa, quien con una actuación quizá poco espectacular, pero sin cometer errores, le alcanzó para llevarse su primer oro de X-Games. Así, este par de favoritas ni siquiera alcanzaron a pisar el podio en esta ocasión, dado que la plata y bronce se quedaron en manos de las norteamericanas  Lacey Baker y Vanessa Torres respectivamente.   

Para el tecer dia de evento, se presentó la final de Snowboard Superpipe en ambas ramas, con los hombres se dio otra de las sorpresa tras ver como el oro lo ganó Ayumu Hirano, el japonés de 17 años que dió una cátedra de ágil técnica en su segunda ronda con un score de 94.66, semejante puntuación le bastó para alcanzar la primera posición. El suizo Iouri Podladtchikov por su parte, mostró un gran incremento en sus números personales, pues en la reciente competencia de “Aspen X Games” el pasado Enero, apenas alcanzó la 12° posición, y en Oslo subió en la tabla llevándose la plata, mientras que en el tercer lugar, quedó el debutante estadounidense Chase Josey. 

Si de perfecciones queremos hablar, qué decir de la magnífica obra de presentación que nos regaló la tricampeona de Snowboard Superpipe, Chloe Kim, quien ya no requiere de presentación  tras haber obtenido el oro desde la segunda ronda de la final, y sin pensarlo dos veces, subió al pipe sin necesidad de sumar más puntuación y brindó una exhibición tan perfecta que le valió un histórico 98 de score; por esta y algunas razones más, es que es considerada actualmente dentro del “top 30”  de las adolescentes más influyentes del 2015 a nivel mundial según “Time Magazine”. 

Gracias a Yuki Kadono, Japón obtuvo una medalla más de oro, en esta ocasión bajo la modalidad de “Snowboard Big Air”, ya que prácticamente fue el intento de primera elevación con lo que aseguró su premiación tras alcanzar 90.66 de puntuación. Pisándole los talones, Max Parrot se quedó con la plata y Billy Morgan de Gran Bretaña con la medalla de bronce. En las mujeres, Cheryl Maas de Francia, quien tras años de intentos y participaciones, logró colgarse una presea y que mejor que una dorada, de la misma manera sucedió con la neozelandesa Christy Prior, quien consiguió su primera plata enviando a la anfitriona noruega Kjersti Oestgaard Buaas al tercer lugar.

Para una de las pruebas más espectaculares y esperadas por los espectadores, y nos referimos al “Ski Big Air”, donde con una alta calificación de 97 Henrik Harlaut de Suecia logró hacerse del oro absoluto gracias a su salto de espaldas acompañado de un impresionante 360° estrictamente bien aplicado. Fabian Busch de Suiza, quien recientemente ganó el oro en Aspen 2016, tuvo que ceder espacio en el podio para hacerse esta ocasión de una plata, por lo que Gus Kenworthy, quien se presentaba como favorito, solamente alcanzó el bronce tras un segundo intento fallido que le bajo puntuación en la cima.

En la rama femenil si hubo revancha con la esquiadora local Tiril Sjaastad Christiansen quien por pocos puntos en Aspen 2016 obtuvo la plata en “Slopestyle” y, en su país natal, si le alcanzó para superar un podio más llevándose el oro, para complementar la celebración local, Johanne Killi le siguió con el segundo puesto, llevando a Emma Dahlstrom de Suecia al bronce.   

Alguien que regresó para retomar su primera plaza, fue el norteamericano Torin Yater-Wallace en la prueba de Ski Superpipe, ya que con una extraordinaria presentación en la ronda final logró un 95 casi perfecto en su segundo intento! De la misma manera, Alex Ferreira hizo una buena demostración para llevarse la plata, pero quizá el grado de dificultad de sus acrobacias no fueron lo suficientemente convencedoras para los jueces, y para complementar la tripleta nativa del estado de Colorado en los podios llegó Gus Kenworthy, quien se llevó el bronce.   

Para las chicas en el Ski Superpipe, el debut de la canadiense Cassie Sharpe fue sorpresivo ya que ganó el oro! En segundo lugar estuvo Maddie Bowman, quien se perfilaba como favorita en Ski Superpipe por ser la más reciente bicampeona de la prueba, además de los cuatro oros en su trayectoria. Para el tercer lugar dentro de la reñida prueba llegó Ayana Onozuka dando la cara por Japón brindándoles una medalla más a la vitrina. 

Y así estuvieron los resultados, algunos sorprendentes, otros decepcionantes pero todos llenos de emoción durante los X-Games Oslo 2016