Para el hombre, los vuelos acrobáticos son lo más cercano a dominar el cielo.

También conocidos como acrobacias aéreas, los vuelos acrobáticos se definen como una disciplina deportiva en la que se realizan maniobras y piruetas con un avión acrobático.

Practicar vuelos acrobáticos es una actividad bastante riesgosa, por lo que es necesario que aquel que se atreva a realizar esta aventura extrema sea todo un profesional.

Y sobre todo, que aquella persona esté muy bien preparada, ya que se necesita tener buena forma física y mucho control mental para resistir las aceleraciones de la aeronave, mantener la orientación del espacio durante las maniobras, ejecutar figuras acrobáticas y controlar la velocidad y altitud del avión en todo momento.

Es así que llegamos a la historia de los deportistas extremos Yves Rossy y Vince Reffet quienes fusionaron sus habilidades con los vuelos acrobáticos para ejecutar algo increíble.

Por una parte, Yves Rossy es un piloto suizo que ha dedicado sus conocimientos a hacer creaciones de aviación, de hecho fue la primer persona en construir unas alas a reacción sujetas a la espalda y volar con éxito. Mientras que Vince Reffet heredó la pasión por el skydiving de su familia, lo cual ha hecho que él tenga una padrísima colección de récords en deportes aéreos.

Los deportistas han hecho infindad de maniobras en el aire, en distintas partes del mundo, aunque su vuelo más increíble fue uno que realizaron en Dubai. Y es precisamente en esta ciudad en donde los pilotos se juntaron con sus jetman para realizar la que podría considerarse una de sus aventuras más peligrosas.

Durante tres meses, los pilotos estuvieron ocupados en el proyecto para poder coordinarse, ya que un error de cálculo podía ser fatal para esta maniobra. Se trata de una obra publicitaria para Dubai y los vuelos Emirates, en donde los Yves y Vince realizaron sus vuelos acrobáticos junto con un Airbus A380, el avión comercial más grande del mundo sobre Dubai.

¡Aquí el resultado!