Compartir

La historia de Ítalo Romano te dejará sin palabras.

En ocasiones, la vida nos pone retos que obstaculizan nuestro caminos y propósitos, algunos se ven venir desde antes y otros inesperadamente llegan sin avisar. La ley de vida plantea que cual sea la dificultad presente hay que afrontarla a toda costa y seguir adelante, por muy imposible que parezca, y eso es precisamente lo que Ítalo Romano hizo.

La historia de Ítalo Romano revela en cuerpo y alma que no existe poder humano que nos detenga en la búsqueda de retos y superación. Oriundo de Curitiba, Paraná, al sur de Brasil, es considerado como uno de los skaters profesionales más evolucionados de los últimos años, y es aunque la vida le puso una difícil prueba al privarlo de sus piernas, no le ha impedido alcanzar su sueño en el mundo del skate.

A los 11 años de edad tras caminar por un campo cerca del barrio de Vila Jacira, decidió junto con sus amigos, trepar al techo de un tren en movimiento para acortar el camino. Eventualmente Ítalo resbaló y cayó debajo del tren amputándole ambas piernas. Tras esa tragedia lo primero que venía a su mente era el fin de su vida normal, y pensar en que la sociedad lo criticaría le quitaba las ganas de seguir adelante.

Un año después del accidente su vida cambió al experimentar su primer encuentro con una tabla de skate, siendo este un regalo de parte de su amigo cercano Rafael Pingo. Esto despertó su curiosidad y, sin pensarlo, Ítalo abandonó su trineo de discapacidad a cambio de la tabla de skate para utilizarla como medio de traslado.

Posteriormente, el joven siguió el ejemplo de Og de Souza, un reconocido skater discapacitado quien ya contaba con cierta popularidad y se volvió su inspiración para tomar esta nueva oportunidad que la vida le estaba ofreciendo.

Con la nueva esperanza que tenía Ítalo Romano de seguir adelante, este chico inició su carrera en el mundo del skateboarding y le ha ido muy bien, pues ha llegado a lugares que jamás hubiera pensado, pues para el sólo era una especie de hobbie.

¡Y ahora ya es todo un reconocido skater profesional! El skate se convertió completamente en su vida, la dedicación y esperanza lo impulsaron a perfeccionar sus movimientos y sus limitaciones físicas no fueron impedimento para lograrlo, pues en sus brazos y manos encontró lo que necesitaba para igualar los movimientos de cualquier otro skater.

Por supuesto que no todo le ha sido tan fácil, a veces tiene que enfrentarse a situaciones fuera de su control, como los perros callejeros que igualaban su estatura, o el dolor en las costillas al momento de amortiguar las caídas, entre otras cosas, sin embargo, su pasión por este deporte extremo es más fuerte que todo.

Por otra parte, realizar trucos difíciles tampoco le ha dado mucha lata a Ítalo, pues él se rifa con sus trucos en mega-rampas, hace backside flip, frontside flip, ha dado grandes vuelos en las escaleras y , por si fuera poco, un salto en paracaídas en Dubai.

Ya por último, queremos compartirles el lema que tiene éste skater para cualquier persona: “busca y pelea por tus sueños sin importar las adversidades, no permitas que nadie te detenga a por lo menos intentar y caer, por que el caer es para levantarse y aprender la lección”.

Así que ya no debe haber pretextos para no hacer lo que más nos gusta. ¡Todos a romper el miedo y ver hacia delante!

Comentarios