Compartir

¡Cristiane Justino está actualmente dentro del top 5 de MMA en el ranking mundial y ésta es su historia!

Cristiane Justino Venancio, nació el 9 de julio de 1985 en Brasil, y hoy en día es una de las peleadoras de MMA más reconocidas del mundo, según algunos de los rankings, ya que se encuentra en la posición #3 en la categoría libra-por-libra femenino y en la #1 en las peleas de 145 libras.

Cristiane Justino, mejor conocida como Cris Cyborg en el mundo de las artes marciales mixtas, hace estallar a la audiencia entre gritos, ovaciones y aplausos y todo gracias a su gran poder y presencia en el octágono.

Cyborg empezó a pelear hace más de una década. Siempre le gustó practicar deporte y cuando le preguntas que por qué decidió entrar al mundo del MMA, ella responde que fue porque se dió cuenta de que a diferencia del handball, las artes marciales no utilizan tarjeta roja para castigarte, y eso la hizo enamorarse de esta disciplina.

Cris tuvo que hacer sacrificios para dedicarse plenamente a su carrera como peleadora de MMA, por lo que no acabó la universidad, sin embargo ella dice que otra de sus grandes pasiones son los animales y espera poder continuar con sus estudios para trabajar junto a ellos una vez que termine su carrera en la MMA.

Por lo pronto, en su carrera como peleadora le ha ido muy bien. Se convirtió en pro desde el 2005 y entre los títulos que ha obtenido están:

  • Invicta FC World Champion
  • Strikeforce World Champion
  • 2x IBJJF World Champion
  • ADCC Bronze Medalist

Cristiane Justino es la mujer más temible del MMA. No hay muchas valientes que pongan los puños frente a Cyborg, y no vamos a decir que es por miedo, pero la verdad es que Cristiane impone bastante, y además tiene una lista de victorias sobre grandes oponentes como: Marloes Coenen, Shayna Baszler, Gina Carano y Vanessa Porto.

En fin, esta mujer no se anda con rodeos y lo que más nos gusta de ella es que representa las artes marciales mixtas sin estereotipos y no se esconde detrás de calendarios sexys. Sin duda nos seguirá haciendo vibrar durante muchas batallas más.