Compartir

El popular piloto Dale Earnhardt Jr. de la serie Nascar anunció su retiro del automovilismo.

La semana pasada, Dale Earnhardt Jr., una de las figuras más representativas y queridas dentro de Nascar, anunció su retiro. Dale Earnhardt Jr. aseguró que este es el momento indicado para retirarse de las pistas, ya que prefiere irse sin presiones externas. Y es que el piloto de 42 años se ha visto afectado por conmociones cerebrales en los últimos años; una de ellas lo obligó a no participar en las últimas carreras de la temporada pasada. Después de eso, tardó un tiempo en cerrar negociaciones para renovar su contrato debido a que no estaba totalmente convencido de regresar a correr.

El piloto había estado en planes de firmar una extensión de contrato antes de sufrir de nuevo una conmoción cerebral el año pasado. Al principio, pensando que sólo estaba sufriendo una sinusitis, Earnhardt continuó la batalla con problemas de equilibrio y náuseas, dándose cuenta de que podría haber sufrido concusiones el 12 de junio en la carrera de Michigan y el 2 de julio en Daytona. Ninguno de esos accidentes fueron tan fuertes en comparación con sus más violentos choques de 2012, pero Earnhardt mostró recurrentes síntomas de contusiones, por lo que otro golpe significaría una lesión seria en la cabeza.

Visita: Rodrigo Hüner controla un auto de la F1 con su mente

En conferencia de prensa, Dale Jr. comentó: “He logrado mucho más de lo que había soñado, mucho más de lo que jamás pensé que iba a lograr. Me siento muy bendecido y muy afortunado por lo que he logrado, pero estoy muy triste porque sé que será muy decepcionante para muchas personas despertar con la noticia de mi retiro”.

Dale Jr. volvió a competir este año con el no. 88 en su Chevrolet después de sus múltiples procesos de recuperación y el piloto se ha convertido en un firme defensor de la investigación de las lesiones cerebrales relacionadas con el deporte. A pesar de su retiro, aseguró que para la temporada 2018 competirá en dos carreras de la serie Xfinity con el equipo JR Motorsports. Aseguró estar emocionado por ver lo que la nueva ola de talento puede hacer con la serie Nascar y su plan es mantener una fuerte presencia en el deporte y en la categoría con la incursión de nuevos talentos a su equipo. También dijo que la parte más difícil fue comunicarle su decisión al dueño del equipo. Afirmó que lo único que no quería era defraudarlo.

Dale Earnhardt
Nascar.com

La primera carrera en Nascar para Earnhardt fue un 30 de mayo de 1999 en Charlotte Motor Speedway. Con tan sólo 24 años terminó en el decimosexto puesto, y no era para menos, ya que al ser hijo de una de las máximas leyendas de la categoría todos los reflectores estarían sobre él de ahí en adelante. Desgraciadamente no todo fue felicidad. Unos años después de su debut una de las tragedias más recordadas dentro de la serie Nascar lo tomaría a él y a su familia por sorpresa. En 2001, justo en la última vuelta de la carrera de Daytona 500, su padre Dale Earnhardt sufrió un grave accidente que terminó con su vida.

A lo largo de su trayectoria dentro de Nascar ha sido nombrado 14 veces como el piloto más popular de la serie. De las hasta ahora 603 arrancadas ha ganado 26, dos de ellas en la famosa carrera de Daytona 500 y dos campeonatos.

Al concluir la conferencia de prensa, se le preguntó a Earnhardt lo que su difunto padre Dale Earnhardt Sr. habría dicho sobre el desempeño de su hijo en la categoría. Jr. Dijo que esos comentarios siempre se los deja a otras personas que conocían a su padre y Rick Hendrick aprovechó la oportunidad para responder a la pregunta.

“Conocí a su padre bastante bien, muy bien, y él estaría orgulloso del hombre que eres, de lo que has hecho por tantas personas, de todas las obras de caridad y de toda la buena voluntad que has hecho. Él estaría… está muy muy orgulloso de ti”.

A pesar de la herencia de su padre por el gusto a la velocidad, Jr. siempre se ha sentido más cómodo viviendo una vida distinta a la de su padre, que era más de un hombre al que le gustaba ser el centro de atención del público que lo idolatraba. Dale Jr. tiene una sección dedicada a coches de carreras dañados en su propiedad y pasar tiempo ahí y en su pista de Go-Karts privada es algo que realmente disfruta. A finales del año pasado, Earnhardt contrajo matrimonio y ha declarado que después de su retiro buscará que la familia crezca, así como el legado del apellido Earnhardt en el automovilismo.