Compartir

Surf volcánico, el inusual deporte que ha conquistado a los amantes de lo extremo en Nicaragua

Los amantes de la adrenalina están en constante movimiento para innovar los deportes de acción e incluso para descubrir algunas otras modalidades extremas que se puedan explorar, y en este caso, el surf volcánico es una de las nuevas emociones que se suma a la lista.

El surf volcánico, también conocido como volcano boarding, consiste en deslizarse sobre los restos de ceniza originados por la erupción de un volcán y se puede practicar de dos maneras diferentes. La primera modalidad es lanzarse de pie sobre la tabla y hacer movimientos similares al snowboard, y la segunda trata de aventarse en modo trineo sentado sobre la tabla y alcanzar velocidades de hasta 90 km/h.

surf volcánico
static1.squarespace.com

El toque extremo dentro de la práctica del surf volcánico se debe a que los profesionales lo hacen mientras el volcán está activo, lo cual significa un gran riesgo de poder quedar atrapado entre lava, y claro que como todos los deportes, existen riesgos comunes como caerse y ser cortado por las cenizas volcánicas ásperas, respirar gases venenosos o ser golpeados por lava fundida, pero mejor concentrémonos en la parte divertida.

Te puede interesar: Los deportes acuáticos más extraños

Existe un lugar en Nicaragua conocido como El Cerro Negro, que se ha convertido en el spot más popular para practicar surf volcánico. Desde el año 2005 se empezó a practicar esta disciplina en Nicaragua y cada año, deportistas extremos de diferentes partes del mundo llegan a este destino para vivir la aventura.

El Cerro Negro cuenta con cinco cráteres, y la última erupción del que se registró en este volcán tuvo lugar en 1999 y aquellos que tienen la valentía de deslizarse sobre sus laderas, primero deben hacer una larga caminata de más de una hora, para subir hasta la cima que se encuentra a 700 m. de altura, para posteriormente lanzarse hacia abajo sobre la gravilla volcánica

Sin duda esta experiencia está llena de emoción, adrenalina y un paisaje desértico de arena negra que hacen de la aventura una experiencia única y fuera de lo común.

Comentarios

Compartir
Montse Minutti
Siempre me llamó la atención el mundo de la “pantalla”. Soy comunicóloga y me gusta vivir rodeada de diversión, aventura y sobre todo muchas risas. ¡Hay que hacer la vida interesante!